Hace ya algunos años, concretamente en el 2009, nos sorprendimos al ver la presentación de un híbrido entre un Lamborghini y un Mustang. Fue durante el Sema Show de Las Vegas. El Ford Mustang Lamborghini “Tractorri”

Su creador, John Haugh, no quiso renunciar a nada de lo que más le gustaba de sus dos coches preferidos. Para ello juntó lo mejor de ambos mundos, creando esta magnífica pieza de diseño, con un precio estimado de 700.000$.

Su nombre “Tractorri” hace honor al origen como constructor de tractores, del fundador de la marca Lamborghini, Ferrucio Lamborghini. Y es que este vehículo es el resultado de unir un Lamborghini con un Mustang.

Para conocer más esta creación buscaremos en ella el origen de sus piezas y apariencia:

  • Del Lamborghini Gallardo descubrimos la mecánica, el motor V10 de 5.0 litros, tracción a las 4 ruedas y una caja de cambios de 6 velocidades automática. El motor no ha sido colocado bajo el capó sino en la parte trasera del vehículo, ocupando los asientos de atrás y el espacio del maletero. También son de Lamborghini las ópticas traseras y las llantas. Al eje delantero se la ha dotado de un sistema para evitar chocar con bordillos o resaltes que, hace que se eleve. Su diseño interior y materiales también se han tomado de este deportivo italiano.
  • Del Mustang se ha tomado la estética del modelo del 2007, aunque ha sufrido algunas modificaciones muy visibles en los laterales.

Esta combinación no ha dejado indiferente a nadie, y como en todo, las opiniones son diversas. Lo innegable es que estamos frente a un deportivo italoamericano en el que se ha hecho un gran esfuerzo a todos los niveles, consiguiendo una espléndida y cuidada estética.

 

El pasado mes de enero fue subastado en el evento de Barrett-Jackson en Scottsdale, consiguiendo un precio de venta de 170.500$, apenas ¼ parte de lo que costó.