Hace un par de días llegó a nuestros oídos el último informe de Motor Trend, quienes anunciaban que según una fuente anónima muy cercana y fiable de la compañía, la gama Chevrolet Corvette C8 contará con su primer deportivo eléctrico en 2024.

Si bien ya sabíamos que este año el nuevo Chevrolet Corvette Z06 llegará, esta fuente también ha revelado en su informe que su motor V8 de DOHC de 5.5 litros tendrá una potencia de entre los 615 y 625 caballos, en vez de los 650 que creíamos. Después de la presentación de este nuevo modelo, también sucedería la aparición del primer modelo híbrido de la historia del Corvette, sustituyendo al Corvette Grand Sport.

Tras el lanzamiento del Corvette híbrido, esperado en 2023, que tendrá un esquema eléctrico en el eje delantero y tracción total a los 775 caballos, llegará el futuro Corvette eléctrico, del que no sabemos muchos datos, aunque se cree que contará con el mismo esquema eléctrico que su antecesor, pero con baterías más grandes para alcanzar el poder que requiere Corvette.

Las continuas mejoras tecnológicas en las baterías están permitiendo a los fabricantes desarrollar modelos totalmente eléctricos con el rendimiento y la autonomía más avanzados, capaces de plantarles cara a los ordinarios que cuentan con un corazón de gasolina.

Marcas importantes en el mundo de la automoción deportiva han estado defendiendo a capa y espada que los conceptos “deportivo” y “eléctrico” nunca podrían ir de la mano ya que se perderían los atributos más importantes del motor: prestaciones, autonomía, sonido… Sin embargo, cada vez son más marcas automovilísticas las que se apuntan a retarse en proyectos de investigación y desarrollo para desbancar esa afirmación.

Corvette motor eléctricoSegún la misma fuente, la gama eléctrica del Chevrolet Corvette C8 podría recibir la denominación comercial E-Ray, siendo posible la comercialización de sus modelos 100% eléctricos para el año 2035. General Motors tiene clara una meta: para 2035 no quieren vender más autos de combustión. Además, durante el lanzamiento del ya conocido Corvette C8, afirmaron que su plataforma estaba diseñada para adaptarse a todos los tipos de propulsión posibles: combustión, híbridos enchufables y eléctricos.

Nos acordamos de los maravillosos monstruos hiperdeportivos europeos como el Lotus Evija, el Pininfarina Battista y el Rimac C Two, con potencias de 1.900 y 2.000 CV, y no podemos esperar a la aparición del Corvette E-Ray, deseosos de ver todas sus maravillas y especificaciones técnicas.

No nos perdáis la pista si queréis saberlo todo sobre el futuro Chevrolet Corvette Eléctrico.