Chevrolet apuesta por un modelo 100% eléctrico como coche para las carreras de drag, el Chevrolet Camaro eCOPO Concept,  que además viene a ser el hermano, de emisiones cero, del Camaro COPO (diseñado para competir en las pruebas de la National Hot Rod Association).

Pudimos conocer este nuevo prototipo en el Sema Show de las Vegas del pasado mes de noviembre, donde la marca estadounidense nos dejó con la boca abierta, pues han hecho desaparecer el motor de gasolina V8 que ha destacado siempre en la versión de competición, para colocar un sistema de baterías que ha sorprendido por su resultado nada despreciable.

Este coche americano ha sido posible gracias a la participación de los profesionales de Hancock y Lane Racing, especialistas en la creación de modelos de este tipo.

Para llegar a entender que el Chevrolet Camaro eCopo Concept puede ser un gran drag racerdebemos conocer los detalles de su mecánica y es que, cuenta con dos motores eléctricos BorgWarner que proporcionan más de 710 CV y 813 Nm de par máximo. Dicha potencia es llevada al eje trasero que ha pasado a ser rígido, otro cambio respecto al Camaro tradicional. El conjunto de baterías dan un total de 800 voltios de voltaje. Se trata de 4 grupos de 200V cada uno, diseñados para conseguir una mayor eficiencia de paso de energía al motor y que necesitan un menor tiempo de recarga. En este modelo, General Motors ha optado por ubicar las 4 baterías en la parte trasera del vehículo para mejorar su resultado en pista. Cuenta con transmisión “Turbo 400” (automática para competición) para llevar toda la fuerza al eje trasero.

El resultado es un Camaro capaz de, en tan solo 9 segundos, alcanzar el cuarto de milla. Un espectacular coche con el que General Motors ha querido demostrar que lo eléctrico no es incompatible con la potencia y la velocidad.